Manos y labios fuertes también en invierno

Con la llegada de las bajas temperaturas la piel se resiente. La época invernal, con sus temperaturas cercanas a los 0 grados, y los cambios bruscos de temperatura que experimentamos con las calefacciones, dificultan el mantenimiento del equilibrio de nuestra piel, provocando en muchas ocasiones su deshidratación.

En este sentido los grandes protagonistas son manos y labios. Ambas son las partes del cuerpo que más sufren, al estar siempre expuestas  y desprotegidas frente a los agentes climáticos. Además sus propiedades son más frágiles que otras partes de nuestra anatomía, por lo que resulta fundamental prestar especial atención a su cuidado durante esta época del año.

En invierno las manos poco protegidas y cuidadas, presentan un aspecto áspero, agrietado, y en ocasiones con las uñas de los dedos quebradizas. Si no les prestamos la atención necesaria, pueden aparecer manchas e incluso heridas. Tengamos en cuenta que su piel es pobre en colágeno, una proteína que aporta firmeza y elasticidad.  Además, al estar trabajando constantemente con ellas, su desgaste es mayor.

Por estas razones, es importante tener presente que la prevención es la medida más sabia para cuidar nuestras manos. Te ofrecemos 3 consejos fáciles para tener este invierno unas manos sanas:

1. Lávate las manos con agua fría en lugar de agua caliente.
2. Emplea un jabón que respete el pH de la piel (entre un 5,4 y un 5,9).
3. Y usa una crema hidratante especial para manos, tantas veces como sea necesario. En Farmacia y Bienestar te recomendamos el uso de “Avene  crema de manos Cold cream“, una solución con la que ahora ahorrarás un 30%.

Los labios son los otros grandes damnificados en esta época del año. Su piel tiene unas características propias mucho más débiles y finas que las del rostro, por lo que su protección es menor, y mucho más propensa a deshidratarse, apareciendo pequeñas grietas, descamación, y un color de labios rojo intenso.

El mejor método para evitar este tipo de consecuencias, y así conservar la salud y la tersura de los labios, es mantenerlos siempre hidratados. Esto se consigue fácilmente empleando un protector labial hidratante en repetidas ocasiones. La solución perfecta es Ducray Kelyane, una solución que repara la sequedad labial ocasionada por las agresiones climáticas.

¡Este invierno cuida tus labios y manos en Farmacia y Bienestar!

Tagged as:

Sobre el autor

Sin comentarios

Deja tu comentario